¿Qué es la telemedicina?

La telemedicina es una herramienta que hace que la atención médica sea más accesible y rentable, y que aumenta la participación del paciente. Desde que empezó aperfilarse, a finales de la década de 1950, los avances en telemedicina han contribuido a que las personas mayores tengan la opción de envejecer en su hogar. 

Además, los pacientes que residen en zonas rurales que antes tenían dificultades para acceder a un médico, ahora pueden llegar a ellos de manera virtual. Los médicos y los pacientes pueden compartir información en tiempo real a través de una pantalla. E incluso pueden ver y capturar lecturas de dispositivos médicos en un lugar lejano. Utilizando el software de telemedicina, los pacientes pueden ver a un médico para el diagnóstico y el tratamiento sin tener que esperar a una cita. Los pacientes pueden consultar a un médico en la comodidad de su hogar.

Tecnología al servicio de la salud

El concepto de telemedicina y telesalud podría ser todavía nuevo para los pacientes y para los médicos, dada la adopción especialmente lenta de la tecnología en la atención médica. Sin embargo, los continuos avances en la tecnología y la innovación en el cuidado de la salud han ampliado en gran medida su usabilidad. Además, la demanda de la nueva generación de población experta en tecnología ha impulsado su rápida adopción debido al ahorro de costes y las peculiaridades que aporta. Ahora es cuestión de tiempo para que el sistema de salud, el colectivo médico, los pacientes, e incluso los profesionales en solitario, integren la telemedicina como parte de su oferta de servicios médicos.

Tipos de telemedicina

La telemedicina se define simplemente como «la prestación remota de servicios de atención de la salud». Hay 3 tipos comunes de telemedicina, que incluyen, pero no se limitan a: 

• Medicina interactiva, que permite a los pacientes y médicos comunicarse en tiempo real 

• Almacenar y reenviar: lo que permite a los pacientes compartir la información con un profesional de otro lugar. 

• Monitoreo remoto de pacientes, que permite a los cuidadores remotos monitorear a los pacientes que residen en casa mediante el uso de dispositivos médicos móviles para recopilar datos (por ejemplo, azúcar en la sangre o presión arterial)

¿Cómo se puede acceder a la telemedicina? 

La telemedicina se lleva a cabo de varias maneras. La más básico es solo una simple videollamada (como normalmente se hace con familiares y amigos).

También telemedicina que se lleva a cabo en videoconsultas con kits de telemedicina portátiles que incluyen un ordenador y dispositivos médicos móviles, como los monitores de signos vitales. Las cámaras digitales de alta resolución también están disponibles para que los médicos envíen imágenes médicas detalladas a los especialistas. Por último, existe un sólido software de telemedicina que permite todo, desde el almacenamiento de datos hasta la videoconferencia en directo. En general, hay muchos equipos de telemedicina innovadores para satisfacer las diversas necesidades de los pacientes de hoy en día.

¿Cuáles son los beneficios de la telemedicina? 

Conocido como un avance tecnológico que está cambiando toda la infraestructura de atención médica, la telemedicina ha llegado para quedarse. 

Los sistemas de atención médica están utilizando la telemedicina para brindar atención de manera más eficiente. Las tecnologías que vienen integradas con el software de telemedicina, como los registros médicos electrónicos, el diagnóstico imagen y los dispositivos de transmisión médica, pueden ayudar mejor en el diagnóstico y el tratamiento. Este último permite monitorear a los pacientes en tiempo real y ajustar los planes de tratamiento cuando sea necesario. En última instancia, esto conduce a mejores resultados para los pacientes.

Además, debido a la telemedicina, los pacientes que anteriormente tenían un acceso limitado a los servicios de atención médica ahora pueden ver a un médico sin salir de su hogar. La propagación de la enfermedad se reduce ya que las personas con enfermedades contagiosas no tienen que exponerla a otros en salas de espera abarrotadas.

La telemedicina también beneficia a los pacientes de las siguientes maneras: 

• Transporte: Los pacientes pueden evitar gastar dinero en gasolina o perder tiempo en el tráfico con videoconsultas. 

• No faltar al trabajo: Hoy en día, las personas pueden programar una consulta durante un descanso laboral o incluso después de las horas de trabajo. 

• Desafíos para el cuidado de niños y ancianos: Aquellos que luchan por encontrar opciones de atención pueden usar soluciones de telemedicina.

 

“En principio la investigación necesita más cabezas que medios”

Ramón y Cajal

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.