Terapias biológicas en ortopedia y traumatología

La medicina regenerativa utiliza tratamientos biológicos para mejorar los síntomas de ciertas condiciones ortopédicas y tiene el potencial de mejorar la curación en los tejidos musculoesqueléticos.

¿Qué es la medicina regenerativa? 

Las terapias de medicina regenerativa, también llamadas a veces ortobiológicas, utilizan tejidos biológicos que se encuentran en el cuerpo humano, como la sangre, la grasa o la médula ósea. En la mayoría de los casos, este tipo de tratamiento biológico se crea utilizando el propio tejido del paciente para tratar una lesión. Esto se llama medicina regenerativa «autóloga».

¿Para qué se utiliza la medicina regenerativa ortopédica? 

La ortopedia regenerativa puede mejorar el dolor y la incomodidad del sistema musculoesquelético y mejorar la curación de condiciones ortopédicas, como lesiones de un tendón, ligamento, hueso, músculo, disco espinal, menisco de la rodilla, cartílago u otro tejido musculoesquelético. 

La mayoría de estas partes del cuerpo tienen una capacidad relativamente pobre para sanar por sí solas. La idea detrás de la medicina regenerativa es ayudar a estos tejidos a sanar mejor. La ortobiología se puede usar para tratar afecciones degenerativas como ciertas formas de artritis, así como lesiones y traumatismos deportivos. La medicina regenerativa puede ayudar a algunos pacientes a evitar la cirugía ortopédica por completo. Las afecciones comúnmente tratadas con medicina regenerativa incluyen:

• osteoartritis y dolor en las articulaciones 

• tendinitis y tendinosis 

• enfermedad degenerativa del disco en la columna vertebral 

• desgarros del disco intervertebral 

• fracturas (huesos rotos) que no se están curando correctamente

• lesiones del cartílago 

• lesiones por tensión muscular en atletas 

• desgarros de menisco 

• desgarros labral (labrum de cadera desgarrado o labrum de hombro desgarrado) 

• esguinces o desgarros de ligamentos (por ejemplo, desgarros del LCA o desgarros de LCM de la rodilla) 

• desgarros parciales del tendón 

• inflamación nerviosa 

• fascitis plantar 

Las terapias biológicas también pueden ayudar a acortar y mejorar el proceso de curación después de las cirugías ortopédicas, como la reconstrucción del LCA u otras cirugías de ligamentos, y la reparación del menisco.

¿Cómo funciona la medicina regenerativa?

Las muestras del propio tejido corporal de una persona (o, a veces, tejido donado por otra persona) se recogen y se concentran para producir una solución que luego se inyecta en el paciente. Algunas pruebas sugieren que estos concentrados preparados contienen no sólo las células que señalan o «llaman» a otras células para reunirse en el sitio de la lesión para ayudar con la curación, sino también muchas proteínas y moléculas que alivian el proceso de inflamación y los síntomas de dolor.

¿Cómo se preparan los «inyectables» en medicina regenerativa?

La muestra de tejido (de sangre, médula ósea o grasa) se elaborará a través de una jeringa especial, «girada hacia abajo» en una centrifugadora y concentrada. Este concentrado contiene células y moléculas que ayudan a las lesiones a sanar.

¿Cuáles son los diferentes tipos de medicina regenerativa? 

Las terapias de medicina regenerativa incluyen: 

• plasma rico en plaquetas (PRP) 

• tratamientos basados en células como: terapia de médula ósea (también conocida como concentrado aspirado de médula ósea o BMAC) o terapia con células madre

Plasma rico en plaquetas (PRP), o tratamiento PRP, se produce a partir de una pequeña muestra de la propia sangre de una persona. La sangre se centrifuga para aislar y concentrar las plaquetas, que son las células sanguíneas que ayudan en los procesos de curación de tejidos naturales. Estas plaquetas, junto con una porción fluida de sangre llamada plasma, se inyectan de nuevo en la persona en el sitio de su lesión. La inyección contiene una serie de proteínas que potencialmente pueden disminuir la inflamación, reducir el dolor y mejorar la curación de los tejidos. 

El PRP se ha utilizado para muchas lesiones de tejidos blandos, incluyendo aquellos en ligamentos, tendones, meniscos de rodilla, cartílago y músculo. Al igual que con toda la medicina regenerativa autóloga, el PRP es generalmente seguro, ya que es una terapia derivada de la propia sangre del paciente.

Terapias basadas en células

Otras terapias basadas en células funcionan de manera muy similar a las inyecciones de plasma rico en plaquetas, pero involucran otros tipos de células humanas. 

• El concentrado aspirado de médula ósea (BMAC, y también conocido como «terapia de médula ósea») es un tratamiento basado en células producidas a partir de células de médula ósea. La médula ósea generalmente se recoge de los huesos de la cadera de una persona. 

• La terapia de tejido adiposo (grasa) utiliza células de grasa tomadas del abdomen o el muslo de una persona. (Este proceso no tiene nada que ver con la liposucción u otras cirugías estéticas realizadas por cirujanos plásticos).

¿Cuánto tarda la terapia de inyección de medicina regenerativa? 

Si usted va a recibir una inyección de PRP, todo el procedimiento, por lo general, tarda alrededor de 30 minutos. Para las terapias basadas en células, el procedimiento puede durar entre 30 y 60 minutos. 

Ya me he sometido a una cirugía ortopédica. ¿Sigo siendo un buen candidato para la medicina regenerativa? 

Muchos de estos procedimientos se pueden utilizar después de cualquier cirugía ortopédica. Tendrás que consultar el mejor enfoque para tu caso después de evaluar tus síntomas y tu condición actual.

¿Cuál es el tiempo de recuperación? 

La mayoría de los pacientes son capaces de reanudar las actividades diarias normales dentro de dos o tres días después del tratamiento y, por lo general, son capaces de reanudar el ejercicio unas semanas después. Sin embargo, cada caso es diferente. Debes consultar por tu caso concreto para recibir información personalizada.

¿Tengo el hombro congelado? Cómo saber si este es tu problema

Durante la pandemia hemos notado un aumento de esta patología en nuestras consultas, por eso desde el equipo de +Qtrauma queremos explicaros de qué se trata y cómo tratarlo.

Si tienes dolor de hombro o has notado que no puedes peinarte o que no llegas bien al bolsillo trasero del pantalón, puede que estés desarrollando un hombro congelado, te contamos en que consiste a continuación.

Son muchas las patologías de hombro que cursan con dolor y pérdida de movilidad, pero cuando hablamos de hombro congelado nos referimos a un cuadro que cursa con dolor y pérdida de movilidad de la articulación sin que haya una causa como una cirugía o un traumatismo que lo justifique.

La articulación del hombro está formada por la cabeza del húmero y la glena que es la parte de la escápula que articula con la cabeza, alrededor de ella se encuentra la cápsula articular y los ligamentos y rodeando a todo los músculos del manguito rotador.

La parte que se afecta cuando tenemos un hombro congelado es la cápsula articular, no se conoce bien el mecanismo por el que esto ocurre, pero se sabe que se empieza a engrosar y va limitando poco a poco el movimiento.

Esta patología suele afectar un poco más a mujeres que a hombres, y está muy asociado con la diabetes mellitus, la contractura de Dupuytren, enfermedades del tiroides, infarto de miocardio y con la enfermedad de Parkinson. Pero puede producirse en cualquier persona aunque no padezca ninguna de las enfermedades anteriores.

En el hombro congelado, no solemos ver alteración en pruebas como radiografías, ecografía o resonancia magnética, las solicitamos para valorar si hay alguna patología de base que pueda relacionarse con los síntomas que refieren los pacientes.

Esta patología sigue habitualmente la misma cronología;

  • En la primera fase o “fase de congelación”  la queja fundamental es el dolor, suele comenzar con un dolor insidioso en el hombro, la mayoría de veces comienza por ser un dolor nocturno, que puede llegar a tal intensidad que haga que el paciente no pueda dormir del lado del hombro afectado, o incluso interfiera en su descanso, progresivamente el dolor se hace presente durante todo el día. Durante esta fase el paciente no nota pérdida de movilidad, este periodo suele durar entre 2 y 9 meses.
  • En la segunda fase o “fase congelada” el dolor es menos severo, y hay poco discomfort en el hombro, pero la pérdida de movilidad es más que evidente, el paciente suele tener una falsa percepción de mejoría porque ya no le duele, pero a expensas de no mover nada la articulación. Esta fase suele duran entre 4 y 12 meses.

Es importante reconocer los síntomas y acudir a un especialista en hombro para poder hacer el diagnóstico entre las distintas patologías que puede causar dolor de hombro y empezar un tratamiento eficaz lo más pronto posible.

Un especialista se encargará se explorarle detenidamente su movimiento articular, pedirle las pruebas necesarias para un diagnóstico y recomendarle el mejor tratamiento posible.

El tratamiento puede ser conservador, es decir, con medicación específica y rehabilitación enfocada a reducir el dolor y ganar la movilidad, se puede realizar también un tratamiento semi-invasivo con infiltraciones articulares ecoguiadas para ayudar al tratamiento rehabilitador y en ocasiones puede ser preciso llegar a un tratamiento quirúrgico para romper las adherencias y la cápsula con el objetivo de mejorar la movilidad y adelantar el proceso de recuperación.

Esta patología puede llevar entre 5 y 26 meses resolverse, aunque la media es que el paciente mejore entre los 12 y 18 meses, hay que saber identificar que pacientes están en riesgo de mostrar síntomas persistentes o tener alguna complicación.

El tratamiento dependerá de la fase de la rigidez en la que te encuentres, si sospechas que este puede ser tu problema, acude a un especialista de hombro que pueda tratarte y acompañarte en tu tratamiento.

Desde +Qtrauma te ofrecemos consultas de alta resolución en las que gracias al uso de la ecografía podemos descartar entre diferentes patologías en una sola consulta y que puedas recibir el tratamiento adecuado lo antes posible.”” 

El de telemedicina puede valer. 
Y el de terapias biológicas no sirve porque no se adapta a nuestro campo. Tiene que ser sobre PRP Plasma Rico en Plaquetas o factores de crecimiento. 

La telemedicina en auge

¿Qué es la telemedicina?

La telemedicina es una herramienta que hace que la atención médica sea más accesible y rentable, y que aumenta la participación del paciente. Desde que empezó aperfilarse, a finales de la década de 1950, los avances en telemedicina han contribuido a que las personas mayores tengan la opción de envejecer en su hogar. 

Además, los pacientes que residen en zonas rurales que antes tenían dificultades para acceder a un médico, ahora pueden llegar a ellos de manera virtual. Los médicos y los pacientes pueden compartir información en tiempo real a través de una pantalla. E incluso pueden ver y capturar lecturas de dispositivos médicos en un lugar lejano. Utilizando el software de telemedicina, los pacientes pueden ver a un médico para el diagnóstico y el tratamiento sin tener que esperar a una cita. Los pacientes pueden consultar a un médico en la comodidad de su hogar.

Tecnología al servicio de la salud

El concepto de telemedicina y telesalud podría ser todavía nuevo para los pacientes y para los médicos, dada la adopción especialmente lenta de la tecnología en la atención médica. Sin embargo, los continuos avances en la tecnología y la innovación en el cuidado de la salud han ampliado en gran medida su usabilidad. Además, la demanda de la nueva generación de población experta en tecnología ha impulsado su rápida adopción debido al ahorro de costes y las peculiaridades que aporta. Ahora es cuestión de tiempo para que el sistema de salud, el colectivo médico, los pacientes, e incluso los profesionales en solitario, integren la telemedicina como parte de su oferta de servicios médicos.

Tipos de telemedicina

La telemedicina se define simplemente como «la prestación remota de servicios de atención de la salud». Hay 3 tipos comunes de telemedicina, que incluyen, pero no se limitan a: 

• Medicina interactiva, que permite a los pacientes y médicos comunicarse en tiempo real 

• Almacenar y reenviar: lo que permite a los pacientes compartir la información con un profesional de otro lugar. 

• Monitoreo remoto de pacientes, que permite a los cuidadores remotos monitorear a los pacientes que residen en casa mediante el uso de dispositivos médicos móviles para recopilar datos (por ejemplo, azúcar en la sangre o presión arterial)

¿Cómo se puede acceder a la telemedicina? 

La telemedicina se lleva a cabo de varias maneras. La más básico es solo una simple videollamada (como normalmente se hace con familiares y amigos).

También telemedicina que se lleva a cabo en videoconsultas con kits de telemedicina portátiles que incluyen un ordenador y dispositivos médicos móviles, como los monitores de signos vitales. Las cámaras digitales de alta resolución también están disponibles para que los médicos envíen imágenes médicas detalladas a los especialistas. Por último, existe un sólido software de telemedicina que permite todo, desde el almacenamiento de datos hasta la videoconferencia en directo. En general, hay muchos equipos de telemedicina innovadores para satisfacer las diversas necesidades de los pacientes de hoy en día.

¿Cuáles son los beneficios de la telemedicina? 

Conocido como un avance tecnológico que está cambiando toda la infraestructura de atención médica, la telemedicina ha llegado para quedarse. 

Los sistemas de atención médica están utilizando la telemedicina para brindar atención de manera más eficiente. Las tecnologías que vienen integradas con el software de telemedicina, como los registros médicos electrónicos, el diagnóstico imagen y los dispositivos de transmisión médica, pueden ayudar mejor en el diagnóstico y el tratamiento. Este último permite monitorear a los pacientes en tiempo real y ajustar los planes de tratamiento cuando sea necesario. En última instancia, esto conduce a mejores resultados para los pacientes.

Además, debido a la telemedicina, los pacientes que anteriormente tenían un acceso limitado a los servicios de atención médica ahora pueden ver a un médico sin salir de su hogar. La propagación de la enfermedad se reduce ya que las personas con enfermedades contagiosas no tienen que exponerla a otros en salas de espera abarrotadas.

La telemedicina también beneficia a los pacientes de las siguientes maneras: 

• Transporte: Los pacientes pueden evitar gastar dinero en gasolina o perder tiempo en el tráfico con videoconsultas. 

• No faltar al trabajo: Hoy en día, las personas pueden programar una consulta durante un descanso laboral o incluso después de las horas de trabajo. 

• Desafíos para el cuidado de niños y ancianos: Aquellos que luchan por encontrar opciones de atención pueden usar soluciones de telemedicina.

 

“En principio la investigación necesita más cabezas que medios”

Ramón y Cajal